“También las redes sociales aparecen en alguno de los relatos de Patricio Pron, que considera que casi todo lo que les sucede a las personas “no cabe” en una entrada de Facebook o en un tuit: ‘la experiencia sigue siendo reacia a ser resumida para su consumo en redes sociales. No tengo una relación hostil con la tecnología ni soy un pesimista cultural pero veo con preocupación la transformación de todos nosotros en meros proveedores de datos para las empresas informáticas”, sostiene. [Sigue leyendo]

La República (Perú), 17 de enero de 2018.